2020

 


En esta navidad la Cooperativa Multiactiva Rescatando Ilusiones para la Paz (Coopripaz) sigue trabajando desde la solidaridad y el trabajo conjunto para llevarle una sonrisa a niños y niñas de bajos recursos de la ciudad de Cali.

Esta vez con la ayuda de la comunidad y el trabajo articulado de Coopripaz y Café Librería Oromo se llevaron regalos a niños y niñas y calzado para adultos a familias que se enfrentan al rebusque en los semáforos y calles de la ciudad para sobrevivir, además se llevó un plato navideño para acompañar las novenas del sector de San Francisco en Siloé.

“Nuestra apuesta es por la transformación con las comunidades, y creemos que en estas pequeñas acciones de solidaridad, en la sonrisa de los niños y sus familias, en poder brindar aunque sea un momento de alegría en medio de tantas dificultades, vamos avanzando, convencidos de que la paz se construye es entre todos” dice Luz Edith, presidenta de Coopripaz.

En el 2021 Coopripaz sigue proyectando su trabajo con las comunidades, con la iniciativa de Huertas agroecológicas y diversas propuestas para desde los territorios seguir avanzando en procesos de reincorporación integral, de transformación colectiva y de consolidación de paz con justicia social.



 


El pasado domingo, 22 de noviembre, la Cooperativa Multiactiva Rescatando Ilusiones para la Paz (Coopripaz) realizó su asamblea extraordinaria, con el fin de evaluar, discutir, decidir y proyectar el trabajo que viene realizando en la ciudad de Cali y el suroccidente colombiano, en el camino de avanzar en la articulación de la estrategia de reincorporación colectiva para la consolidación de escenarios de paz y reconciliación.

 

Este encuentro, que contó con la participación de integrantes de la cooperativa del departamento del Valle y del Cauca, fue realizado con el acompañamiento y el apoyo de ECOMUN (Economías Sociales del Común) escenario de articulación nacional que recoge diversas apuestas de reincorporación integral en los territorios, a través del proyecto Economía social y solidaria para la paz y el bien común en Colombia financiado por WE EFFECT-ECOMUN-EMBAJADA DE SUECIA además, estuvo acompañado por delegados de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Cajibío (ATCC), del departamento del Cauca, con el fin de fortalecer las alianzas y el trabajo articulado en las regiones.



Entre los puntos tratados en este espacio, se abordó la socialización y proyección de la propuesta de huertas agroecológicas que se adelanta en la comuna 18 y 20 de la ciudad de Cali, así como la proyección de las iniciativas de comercialización de “productos de paz”, elaborados por reincorporados y organizaciones sociales de la región.

 

Otro de los ejes abordados fue el análisis y proyección del trabajo que se desarrolla en el marco de la Coordinación de formas asociativas Wilson Saavedra, como eje articulador de los procesos de reincorporación del suroccidente y centro del país, así como la conformación de la Federación de organizaciones de Ecomun del suroccidente; en relación a este tema, la asamblea decidió, de manera unánime, que Coopripaz se suma a esta importante iniciativa que permitirá generar una figura legal que fortalezca las propuestas productivas y comunitarias en la región.


Con la realización de esta asamblea Coopripaz avanza en su camino de construir iniciativas comunitarias y productivas, en las que las y los firmantes de paz se encuentran con las comunidades y organizaciones sociales para, a través de acciones pequeñas, cotidianas, pero concretas, aportar a la transformación de este país.




 

 

 

 

 


     Visita a la Granja Agroecológica Familiar Pura Vida



La reincorporación a la vida civil nos ha puesto frente a múltiples retos, la protección de la vida, la supervivencia, el tejer desde otros escenarios con las comunidades iniciativas para mejorar las condiciones de vida, son algunos de ellos. En este caminar han sido diversos los obstáculos que hemos enfrentado, pero también son muchos los aprendizajes. Pese a las dificultades, estamos convencidos que la reincorporación es un proceso integral, que no hacemos solos, en el que debemos encontrarnos con la gente y en los territorios para construir iniciativas de paz.

En este camino hemos descubierto que la agroecología es una herramienta muy importante que nos permite generar procesos de recuperación de saberes y memoria, tejer relaciones de soberanía alimentaria que estrecha no solo los lazos de excombatientes y comunidad, sino la relación entre campo-ciudad, construyendo relaciones sociales solidarias y hermanadas en las que se entienda la importancia de producir alimentos para la vida y la salud, y no para el capital.



Siguiendo estos aprendizajes venimos trabajando en la constitución de huertas agroecológicas urbanas en las comunas 18 y 20, zona de ladera de la ciudad de Cali, territorios con múltiples problemáticas sociales producto del olvido estatal, donde hemos adelantado diversas propuestas sociales y comunitarias. Allí venimos consolidando con la comunidad iniciativas que le apuestan a la soberanía alimentaria, a la producción limpia de alimentos y recuperación de saberes ancestrales como herramientas de recuperación del tejido social y construcción de paz.

En esta apuesta hemos contado con el apoyo de instituciones, cooperación internacional, y aliados fundamentales como ECOMUN (Economías Sociales del Común), escenario en el que nos encontramos procesos de reincorporación de excombatientes de todo el país.

Este acompañamiento nos permitió visitar el 11 de noviembre la Granja Agroecológica Familiar Pura Vida en Andalucía (Valle del Cauca), permitiéndonos conocer una importante apuesta de autogestión, producción agropecuaria ecológica, soberanía alimentaria familiar y comercialización de productos naturales.



Esta visita, que realizamos junto a los compañeros y compañeras de la Cooperativa Multiactiva Agropaz Valle, quienes vienen realizando valiosísimas iniciativas agropecuarias en el municipio de Dagua, nos permitió conocer de primera mano la producción agroecológica y las diversas formas de producción que encontramos en ella.

Junto a Alfredo y Gladys, quienes lideran esta bonita iniciativa, conocimos diversas formas de cultivo, de realización de abonos orgánicos, de comercialización y hasta de preparación de alimentos. Aprendimos que se pueden realizar estas iniciativas en espacios pequeños y con autogestión, con un trabajo juicioso, pero sobre todo con mucho amor y ganas de transformar las formas de producción. Entendimos también los múltiples obstáculos a los que se enfrentan estas iniciativas, que pasan por la falta de apoyo estatal, por la burocracia y los difíciles requisitos que hacen que las apuestas agroecológicas certificadas sean tan pocas en el país.



Esta visita nos convence aún más de que la agroecología es una herramienta política, una propuesta sostenible para romper con la dependencia de insumos y luchar contra el establecimiento del agronegocio como modelo agrícola, que la soberanía alimentaria es una apuesta de producción de alimentos saludables para todas las personas y que, a la vez, busca conservar la biodiversidad y los recursos naturales

De esta manera, seguimos avanzando en nuestros procesos de reincorporación integral, encontrándonos en escenarios como ECOMUN para apostarle a propuestas sostenibles, colectivas y ecológicas para seguir caminando en nuestro firme empeño de construir paz.

Redacción: Coopripaz


Foto: Coordinación de Medios Alternativos y Populares del Suroccidente


Desde la Coordinación de formas asociativas del suroccidente “Wilson Saavedra”, escenario donde nos encontramos diversas organizaciones conformadas por hombres y mujeres en proceso de reincorporación, que le venimos apostando a la construcción de paz con las comunidades y desde los territorios, saludamos el importante ejercicio que viene realizando la Minga por la Vida, el Territorio, la Democracia y la Paz.

Entendemos que es en la construcción colectiva y en el trabajo articulado donde nos encontramos para defender la vida, los territorios y los derechos. Unidos como procesos sociales debemos enfrentar el reto que se nos presenta ante un gobierno que persigue, señala, estigmatiza y pretende hacer trizas los acuerdos de paz. 

Como Coordinación hacemos un llamado a la defensa de la vida en los territorios, más de 900 líderes y lideresas sociales y 230 ex guerrilleros de las FARC-EP en proceso de reincorporación asesinados desde la firma del Acuerdo de Paz, masacres, atentados, amenazas, desapariciones y desplazamientos, sumado al tratamiento militar a la protesta social y la brutalidad policial, muestran la dramática situación que vivimos quienes le apostamos a la construcción de paz.

A pesar de esto las comunidades resisten y se organizan, esta Minga diversa y multicolor es una muestra de la dignidad y entereza del pueblo colombiano, que a pesar del terror sigue en las calles defendiendo la vida y los derechos, proponiendo y generando alternativas a la crisis económica, social, cultural y ambiental en la que está sumido el país.

Sabemos que en el Acuerdo de Paz hay una herramienta poderosísima para avanzar en la solución de las problemáticas sociales que enfrenta el país, por eso nos parece fundamental que la Minga sea una al clamor nacional que exige su implementación como salida al conflicto social y armado.

La Coordinación de Formas Asociativas del Suroccidente Wilson Saavedra se une a este ejercicio de Minga, nos movilizamos para defender la vida, la implementación del Acuerdo de Paz y la garantía de derechos de la mano de los movimientos sociales, junto a hombres y mujeres llenos de dignidad que trabajamos por transformar y construir un país en paz.

 





La Cooperativa Multiactiva Rescatando Ilusiones para la Paz es una apuesta por construir escenarios de paz en la ciudad de Cali y en el suroccidente colombiano.

Hombres y mujeres convencidos de que es en el trabajo colectivo, con las comunidades y en los territorios, como se consolidan espacios de reconciliación, se fortalece el tejido social y se construye paz.






En medio de la crisis y el olvido del Estado que viven las comunidades más vulnerables en el marco de la pandemia por la Covid-19, las ollas comunitarias se han convertido en una muestra de la solidaridad y trabajo colectivo en sectores populares, además de un recurso de autogestión que busca mitigar la falta de alimento, una de las necesidades más básicas del ser humano.

El domingo 28 de junio  una de estas ollas comunitarias se realizó en el sector “Quebrada Santa Isabel”, en la comuna de 20 de la ciudad de Cali. Allí desde muy temprano las y los integrantes de la Cooperativa Multiactiva Rescatando Ilusiones para la Paz (Coopripaz), constituida por personas en proceso de reincorporación y comunidad, se dieron cita para preparar un rico sancocho, con el único fin de ayudar a mitigar un poco el hambre en medio de las múltiples necesidades que afectan a esta comuna.

Desde temprano, con sus tapabocas y todos los elementos de bioseguridad, hombres y mujeres que hace algunos años eran protagonistas de la guerra, que históricamente ha azotado este país, montaron la olla; y poco a poco, en un trabajo colectivo, pelando el revuelto, organizando el pollo, haciendo el arroz, le fueron dando forma a un delicioso sancocho que pudieron disfrutar aproximadamente 150 personas de este sector.

Esta olla comunitaria se logró llevar a cabo gracias al aporte de la Pastoral Social de la ciudad de Cali, organización que donó el mercado como parte del proceso de acompañamiento que vienen realizando a la cooperativa y a diversos procesos de reincorporación.


Estas actividades hacen parte de las diversas iniciativas comunitarias que Coopripaz viene realizando en su camino de construir un proceso de reincorporación integral, donde el trabajo en los territorios es el eje central.

Con esta y actividades anteriores como la entrega de mercados, la elaboración de pan y desayunos para los sectores más vulnerables, se aporta un poco para aliviar la difícil situación de estas comunidades, donde la mayoría de las personas viven del diario, lo que significa que en medio de la crisis actual y el “aislamiento preventivo” llevan meses sin percibir ingresos.

“Para nosotros estas actividades son muy importantes, nuestra apuesta siempre es con las comunidades, y gracias al acompañamiento de instituciones como la Pastoral Social, al compromiso de los integrantes de la cooperativa y al acompañamiento de los habitantes de este sector fue posible realizar esta jornada tan bonita” concluye Jovanny, excombatiente e  integrante de Coopripaz.




 

A continuación se encuentra la documentación de la Cooperativa Multiactiva Rescatando Iluisiones para la Paz -COOPRIPAZ-  del Régimen Tributario Especial 


Estado Situación Financiera

Estado Resultado Integral 2019

Informe General Asamblea Ordinaria

Certificado cumplimiento al Artículo 364-5

Certificado de existencia y representación

Certificado de cumplimiento al artículo 364-3

Acta Asamblea General Ordinaria 2020

Certificado no pago directivos

Certificado no donaciones

Estatuto





En estos tiempos difíciles cuando la humanidad no solo se enfrenta a una pandemia mundial, sino que además queda al descubierto la absurda desigualdad social que somete a la mayoría de la población al hambre y la pobreza extrema, es cuando más se necesitan expresiones de solidaridad.

Afortunadamente estas manifestaciones se siguen evidenciando todos los días, desde diversos sectores; muchos, con múltiples necesidades, se organizan para brindar un poco de alivio a la población más vulnerable.

Un ejemplo lo encontramos en dos estudiantes universitarios, Karen Grisales y David Bernal, de quienes surge la idea de hacer panes para ayudar a calmar un poco el hambre de cientos de personas en barrios de Cali y Palmira.

Para llevar esta iniciativa adelante buscaron ayuda por redes sociales, con amigos y conocidos, y encontraron respuesta en estudiantes, egresados, comunidad, instituciones y organizaciones sociales que aportaron dinero, insumo y manos para realizar los panes.

Con estas ayudas, se pusieron los delantales, se encendieron los hornos, – dedicados normalmente a hacer pizza, que es el negocio de David–, y en un bonito trabajo colectivo realizaron más de 500 panes.

Una de las organizaciones que apoya este proceso es la Cooperativa Multiactiva Rescatando Ilusiones para la Paz (Coopripaz), escenario donde convergen reincorporados de FARC y miembros de la comunidad, quienes se vincularon con algún dinero que lograron recolectar, y aportando también sus manos para ayudar a hacer el pan en unión para esta bonita causa.


Hoy domingo, 26 de abril, integrantes de Coopripaz llevaron al sector cancha de Las Veraneras, en la comuna 18 de Cali, 150 panes acompañados de un desayuno con huevos pericos y chocolate, un alivio para la población de este sector que padece la pobreza, el hambre y el olvido estatal en estos tiempos de pandemia.

A las 6 de la mañana se dieron cita para realizar la olla comunitaria, y de casa en casa, entregar el desayuno. “Nos dimos cuenta que acá no han llegado las ayudas del Gobierno; la gente tiene hambre, y aunque con esto no vamos a solucionar, sí ayudamos un poco a hacer más llevadera la situación tan delicada en que está la gente de este sector”, afirma Leonardo, representante legal de Coopripaz.
.
Durante este periodo de aislamiento obligatorio, Coopripaz ha realizado de manera permanente entregas de mercados y ollas comunitarias para ayudar y acompañar a la comunidad de la comuna 20. En esta ocasión decidieron solidarizarse con los habitantes de la comuna 18, también zona de ladera de Cali, con múltiples necesidades.

Estas iniciativas solidarias ayudan un poco a menguar la difícil situación que cientos de familias, sin garantías mínimas para vivir, deben enfrentar en este aislamiento obligatorio por el Covid-19. La solidaridad en tiempos de pandemia, una esperanza en este difícil escenario que vivimos. 







El mundo vive tiempos difíciles, nos enfrentamos a una pandemia mundial, escenario desconocido en el mundo contemporáneo. Ante la falta de respuestas sobre cómo afrontarlo y su expansión rápida por todos los continentes, la única opción planteada es el aislamiento social, millones de personas encerradas en sus casas como única medida de protección conocida frente a este enemigo invisible.

En Colombia avanza la tercera semana de este “aislamiento social preventivo”, medida importante para evitar la propagación del virus conocido como “Covid 19”. Sin embargo, para millones de personas en el país, el encierro preventivo no es una opción: los trabajadores informales, desempleados, contratistas por prestación de servicios, deben rebuscarse día a día el dinero para alimentarse, pagar servicios, alquiler, deudas, estudio de sus hijos, etc. Mientras las medidas del gobierno nacional son ineficientes o inexistentes, exigirle a la gente que se quede en casa cuando la comida escasea, y las deudas apremian, es bastante difícil.

Este panorama, no obstante, ha permitido reconocer todo el potencial solidario y creativo que aflora en las personas y que se ha puesto al servicio de los más necesitados. Los vecinos en todo el territorio nacional se organizan para ayudar; estudiantes y profesionales crean redes de ayuda y los artistas se lanzan al ciberespacio para hacer más llevadero el paso de los días.

En la ciudad de Cali, ciudad con gran cantidad de población vulnerable, el día de hoy pudimos ser testigos de todo ese potencial solidario que surge en momentos como estos. En el sector de Siloé un grupo de hombres y mujeres en proceso de reincorporación, integrantes de la Cooperativa Multiactiva Rescatando Ilusiones para la Paz (Coopripaz), en articulación con la alcaldía de Cali y la Vicaría para la Paz y la Reconciliación de la Arquidiócesis de Cali, se reunieron para llevar mercados a las familias más necesitadas de este sector.



A pesar que este “encierro social preventivo” afecta fuertemente a las personas en proceso de reincorporación, quienes en su mayoría viven del diario o de los pocos aportes que reciben en el marco del proceso de paz, los integrantes de Coopripaz decidieron apoyar esta importante labor.

“Entendemos que es en el trabajo colectivo y en la solidaridad donde construimos escenarios de paz y reconciliación, y en estos momentos en que más nos necesitamos es cuando más debemos fortalecer esos lazos solidarios que tantos años de lucha y trabajo organizado nos han enseñado”, explica Leonardo, represente legal de Coopripaz.

A las 3 de la mañana comenzó la entrega de mercados. De acuerdo a un mapeo que se había realizado previamente, se escogió este horario precisamente para evitar las aglomeraciones: así, casa por casa, se fueron entregando estas ayudas que permitirán mitigar un poco la difícil situación que enfrentan las familias de sectores vulnerables, como los de la comuna 20, en la ciudad de Cali.

Esta entrega de ayudas la vienen desarrollando la alcaldía de Cali  y la Vicaria para la Paz y la Reconciliación de la Arquidiócesis de Cali desde hace varios días, en un proceso de mapeo y entrega de mercados a los sectores más vulnerables de la ciudad.

“En Cali existen unos anillos de pobreza y de población vulnerable bastante grandes. Frente a esto la alcaldía de Cali toma la decisión de entregar un mercado para apoyar el proceso de seguridad alimentaria, priorizando las personas que se encuentran en situación vulnerable y que no reciben ninguna ayuda por parte del Estado; allí se comienzan a buscar actores reconocidos en los territorios que puedan servir de puente y ayudar a la entrega de estos mercados. Es así como se llega a Cooopripaz como un actor reconocido en la comuna 20”, explica Martha Claudia Arias de la secretaría de Paz y Cultura Ciudadana de la alcaldía de Cali.


Coopripaz viene desarrollando un importante trabajo social y comunitario en la comuna 20, realizando actividades desde la cultura, la comunicación, el arte y el deporte. “Para nosotros este es un trabajo muy importante en el proceso de reincorporación integral que estamos llevando a cabo, es la forma de trabajar junto a la comunidad, de construir paz en colectivo”, dice Luz Edith, presidenta de la cooperativa.

Estos procesos son muestra de la solidaridad que surge en tiempos de crisis mundial. Para muchas de estas familias será la única forma de mitigar un poco el hambre y las necesidades a las que se enfrentan; estas experiencias se replican en barrios y comunas de diferentes ciudades del país, una muestra de que a pesar de las dificultades aún queda esperanza y fuerza para construir.

Redacción: Remap.







El pasado sábado 15 de febrero, en la ciudad de Cali se encontraron representantes de los reincorporados de Farc del departamento del Valle junto a delegados de diversas instituciones con el fin de realizar aportes para construir una política pública que tenga en cuenta los procesos de reincorporación y construcción de paz en la ciudad.

Desde las 9 de la mañana se dieron cita en la Gobernación aproximadamente 40 representantes de los procesos de reincorporación de la ciudad de Cali y diferentes municipios del departamento, con el fin de socializar sus experiencias e inquietudes y construir propuestas en diferentes líneas de trabajo para el documento del Plan de Desarrollo departamental. Allí estuvieron presentes procesos como la Cooperativa Multiactiva rescatando Ilusiones para la Paz (Coopripaz), Corporeconcilianción Valle, Serviampaz y Partido Farc.


Con la presencia del secretario de Paz, Orlando Riascos, representantes de la Agencia Colombiana para la Reincorporación y Normalización (ARN), y otros miembros de las secretarias departamentales se recogieron las propuestas trabajadas en diferentes temáticas como salud, educación, cultura, seguridad, trabajo social, vivienda, proyectos productivos y propuestas comunitarias que beneficiarán no solo a quienes se encuentran en proceso de reincorporación, sino también a las comunidades y diversos territorios del departamento.

Es importante resaltar que es la primera vez que se trabaja un Capítulo de Reincorporación en el Plan de Desarrollo departamental, lo que representa un avance importante para la consolidación del proceso de paz desde las voces de quienes vienen liderando este trabajo con las comunidades.

Durante la jornada se recogieron las diversas propuestas con el compromiso de revisarlas y definir cuales líneas se trabajarían desde el orden departamental, y del mismo modo identificar cuáles son competencia del Gobierno Nacional para adelantar su trámite.

Para continuar este trabajo, un nuevo encuentro se realizará aproximadamente dentro de un mes para seguir avanzando en la construcción de este capítulo de Reincorporación, en el Plan de Desarrollo del Valle.



MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget